El Gobernador Ned Lamont en su residencia de Hartford.
El Gobernador Ned Lamont en su residencia de Hartford. Yehyun Kim

Traducción: Jorge Alatrista, Identidad Latina Multimedia

Read this story in English.

Ned Lamont, de 68 años, Demócrata, fue elegido el Gobernador número 89 de Connecticut en 2018 y asumió el cargo el 9 de enero de 2019. Él y su esposa, Annie, son residentes de Greenwich y son padres de tres hijos adultos.

Esto es lo que necesita saber.

¿Quién es Ned Lamont?

El árbol genealógico de Lamont tiene siglos de profundidad en los Estados Unidos, con ramas en el capitalismo de Wall Street y la política de izquierda.

Es bisnieto de Thomas W. Lamont, quien representó a los EEUU en la Conferencia de Paz de París, al final de la Primera Guerra Mundial en 1919; fue asesor informal de Woodrow Wilson, Herbert Hoover y Franklin D. Roosevelt como socio y eventual presidente de J.P. Morgan & Co.

Su tío abuelo, Corliss, fue un socialista y filósofo estadounidense que se postuló para el Senado de los EEUU en Nueva York, en 1952, en la boleta laboral estadounidense. 

Antes de ingresar a la política, Ned Lamont fundó Campus Televideo, una pequeña empresa que se especializó en sistemas de cable en colegios, universidades y barrios cerrados.

La esposa del Gobernador, Annie, es una exitosa financista de riesgo. Poseen una casa en Greenwich y una casa de verano en la costa de Maine.

Su ingreso bruto ajustado de inversiones promedió $ 8.65 millones al año en 2018, 2019 y 2020, según los resúmenes de las declaraciones de impuestos estatales y federales de su campaña de reelección publicados en abril pasado. No cobra salario como Gobernador.

¿Cuál es el trasfondo político de Lamont?

Lamont es un Demócrata que se convirtió en un ícono liberal contra la guerra durante una campaña en el Senado de los EEUU, contra el Senador estadounidense Joseph I. Lieberman en 2006.

Cuando ningún Demócrata de ninguna posición desafiaría a Lieberman por su apoyo a George W. Bush y la guerra en Irak, Lamont se postuló y ganó la nominación Demócrata, en una primaria solo para ver a Lieberman prevalecer en las elecciones generales como candidato peticionario con apoyo Republicano.

Lamont buscó la nominación Demócrata para Gobernador en 2010, pero perdió ante Dannel P. Malloy, el Alcalde de Stamford durante mucho tiempo, quien luego ganó las elecciones generales.

Cuando Malloy decidió no buscar un tercer mandato en 2018, Lamont lanzó su segunda candidatura a Gobernador. Derrotó fácilmente al Alcalde de Bridgeport, Joe Ganim, en las primarias Demócratas.

Lamont luego derrotó al Republicano Bob Stefanowski por 44.000 votos, alrededor de tres puntos porcentuales, en las elecciones generales.

¿Siempre se esperó que Lamont se postulara para la reelección?

La respuesta no siempre fue clara.

Lamont dice que está sorprendido por aquellos que piensan que su decisión de postularse nuevamente estuvo en duda, incluso en 2019, cuando su índice de aprobación se desplomó en medio de un impulso para crear peajes en las carreteras en todos los vehículos motorizados, lo que iba en contra de una promesa de campaña de considerar solo los peajes de camiones.

El tema de conversación favorito de Lamont durante su primer año fue la entrega de un presupuesto a tiempo y sin dramas, tampoco tasas impositivas más altas sobre los ingresos o las ventas, a pesar de comenzar el año con un enorme déficit proyectado.

Para ayudar a cerrar ese déficit, Lamont y la Legislatura cancelaron o pospusieron los recortes de impuestos programados y agregaron un recargo del 1% a las comidas preparadas, ampliaron lo que está sujeto al impuesto sobre las ventas del 6.35%, redujeron un crédito fiscal para las pequeñas y medianas empresas e impusieron una tarifa de 10 centavos en las bolsas de plástico.

¿Cómo han afectado las políticas por el COVID-19 en la carrera de Lamont?

La gestión de Lamont sobre la pandemia lo ha definido más que cualquier otro tema, elevando su índice de aprobación del lugar inferior de calificaciones de Gobernador al más alto.

En marzo de 2020 cerró restaurantes, bares y otros lugares públicos. Pero Lamont finalmente cambió de estrategia y mantuvo abiertas las escuelas y los negocios durante la mayor parte de la pandemia.

Cuando las vacunas estuvieron disponibles, rechazó el consejo de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, de seguir un protocolo de elegibilidad complicado y, en cambio, ofreció las vacunas por grupos de edad. Fue fácil de administrar y colocó a Connecticut entre los líderes en índices de vacunación.

¿Cuál es el discurso de Lamont para los votantes en su candidatura a la reelección?

Lamont está haciendo campaña principalmente por su historial de gestión del presupuesto estatal, reducción de la deuda y reversión de la reputación del Estado como hostil a las empresas. Durante su primer mandato, las finanzas del Estado pasaron rápidamente de déficits alarmantes a grandes superávits, impulsadas por el aumento de los ingresos fiscales y la ayuda federal.

Lanzamiento de Lamont: Su administración ha pagado la deuda de pensiones del Estado; acumuló las reservas presupuestarias como cobertura contra una posible recesión; aumentó el salario mínimo; amplió el crédito tributario por ingreso del trabajo; pasó la licencia médica familiar pagada; invirtió en educación, capacitación laboral e infraestructura; y redujo los impuestos.

¿Cuál es su posición sobre el derecho al aborto?

Lamont ha sido un defensor constante de los derechos reproductivos desde que ingresó a la vida pública y promete oponerse a cualquier esfuerzo por cambiar la Ley de Connecticut de 1990, que codifica los principios de Roe v. Wade y afirma el derecho de las mujeres al aborto.

La Asamblea General decidió abordar el derecho al aborto esta primavera cuando la Corte Suprema de los EEUU pasó Dobbs v. Jackson, aprobando una ley que convierte a Connecticut en un puerto seguro para los pacientes y proveedores de servicios de aborto, contra litigios fuera del Estado. Los Legisladores anticiparon correctamente que la mayoría conservadora de la Corte podría usarla para revisar o anular Roe v. Wade, y Lamont apoyó el esfuerzo.

¿Cuál es el estilo de Lamont en la campaña electoral?

Lamont ha asumido el papel de optimista en la campaña.

Se modela a sí mismo, solo medio en broma, según el personaje de televisión sobrenaturalmente positivo Ted Lasso. El optimismo tonto e infeccioso del entrenador de fútbol ficticio resuena en el Gobernador, quien todavía se maravilla de estar en un juego en el que algunas personas alientan el fracaso.

El abordaje de Lamont rara vez involucra una embestida hacia la yugular. Prefiere golpes, algunos suaves, otros no.

¿Cómo podrían las investigaciones en curso afectar la campaña de Lamont?

Lamont comenzó el año electoral enfrentándose a la difícil tarea de gestionar un escándalo de financiación de la construcción de escuelas en desarrollo.

Primero vino la divulgación de una investigación del FBI, luego quejas constantes de que Konstantinos Diamantis, un funcionario de la administración que Lamont despidió en octubre, había usado su posición en el gobierno estatal para presionar a los municipios para que lleguen a un acuerdo con ciertos contratistas para proyectos escolares financiados por el Estado.

Lamont dijo que reaccionó rápidamente despidiendo a Diamantis y ordenó auditorías de los programas que supervisaba. Las encuestas públicas muestran que los votantes lo consideran digno de confianza, una indicación de que el daño político fue limitado.

Gabby DeBenedictis compiló y contribuyó a este reporte.

Avatar photo

Mark PazniokasCapitol Bureau Chief

Mark is the Capitol Bureau Chief and a co-founder of CT Mirror. He is a frequent contributor to WNPR, a former state politics writer for The Hartford Courant and Journal Inquirer, and contributor for The New York Times.